Modelos productivos con efectividad climática: agricultura de conservación.

14 de Octubre de 2016

La agricultura es una actividad milenaria que ha marcado el desarrollo de las civilizaciones, sin embargo, actualmente el uso de agroquímicos en exceso, monocultivos y la deforestación para ampliar la frontera de cultivo, la han convertido en una actividad poco amigable con el medio ambiente.

La agricultura de conservación es un modelo que requiere que el agricultor implemente prácticas sostenibles y rentables, como la reducción de actividades de labranza, permanencia de rastrojo en los campos y rotación de cultivos, con la finalidad de evitar la degradación del suelo y mejorar su fertilidad y textura.

La Alianza México REDD+, con el apoyo de USAID, impulsa la agricultura de conservación como un modelo productivo efectivo en torno a la meta de reducir la deforestación y degradación de los bosques para mitigar los efectos del cambio climático, ya que permite aumentar la producción agrícola sin necesidad de deforestar nuevas áreas. Así mismo promueve el desarrollo socio económico de las comunidades participantes, pues reduce los costos de producción al ahorrar en la compra de insumos externos como insecticidas o combustible para maquinaria, además de mejorar y diversificar sus cultivos, aumentando la rentabilidad de la tierra.

Conoce mas de los modelos productivos en este video.

e